Radiatores infrarrojos a gas

La Solución más eficiente

El componente esencial de los radiadores infrarrojos es la cerámica infrarroja –única en su género- inventada por el fundador de la empresa, Günther Schwank. La energía infrarroja es producida a través del proceso de combustión, el cual genera una mezcla limpia de gas y aire, la cual es liberada a través de las 3.600 aberturas de cada pieza de cerámica. La placa de cerámica se calienta hasta llegar a unos 950oC, lo que la hace brillar intensamente y generar radiación infrarroja. Los reflectores desvían y dirigen la radiación a nivel del usuario hasta llegar al nivel de confort deseado.

 

Los radiadores infrarrojos de Schwank son utilizados para proporcionar calefacción a fábricas, almacenes, centros de distribución, talleres de reparación, hangares de mantenimiento, centros deportivos e iglesias. Schwank ofrece además modelos especiales para las aplicaciones al aire libre tales como terrazas, y patios y estadios.

 

Estos radiadores están clasificados en tres categorías según el nivel de eficiencia:

 

  • supraSchwank, nuestro modelo líder
  • primoSchwank, el estándar de la industria
  • ecoSchwank, el modelo económico

Los radiadores infrarrojos ofrecen las siguientes ventajas:

  • Nivel de eficiencia y rentabilidad extraordinarios
  • Calor agradable y distribución homogénea
  • Calidad, larga vida útil y confort
  • Idóneos para instalaciones de calefacción por zonas y distintas temperaturas dentro de una misma área
  • No dependen de ventiladores sopladores para la distribución del calor por lo que no soplan polvo ni residuos alrededor, esto permite un ambiente limpio y silencioso.
  • Instalación sencilla y gracias a su construcción compacta que ahorra espacio
  • Calidad "Made in Germany"

 

 


supraSchwank [premier]


primoSchwank [estándar]


ecoSchwank [económico]

SISTEMAS DE CALEFACCIÓN

APLICACIONES

CALCULAR CONSUMO DE ENERGÍA